jueves, 9 de junio de 2011

#egov vs #ebiz : Análisis comparativo


La entrada anterior de la bitácora fue un intento de comparación cualitativa entre Gobierno Electrónico y Negocio Electrónico. Necesaria, ya que se parte de la superioridad del segundo. para dar lecciones sobre el primero, sin tener en cuenta sus diferentes condiciones de entorno en que se desarrollan. ¿Pero existen realmente razones para hablar de superioridad del Negocio Electrónico sobre el Gobierno Electrónico? ¿Son superiores los servicios de Negocio Electrónico a los de Gobierno Electrónico?

La realidad, es que debía ser al reves, las lecciones debían ser del Gobierno Electrónico hacia el Negocio Electrónico. 

De un lado, la calidad de los servicios de Gobierno Electrónico es apreciada como superior por los ciudadanos. Al menos por las empresas, que son los que despliegan precisamente esos servicios superiores. De acuerdo a los datos cogidos del informe "Las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones en la empresa Española 2010", un 36% de empresas piensa que los servicios de Gobierno Electrónico son mejores que los de Negocio Electrónico frente a un 20% que piensa lo contrario.



De otro lado, el tan criticado bajo uso directo del Gobierno Electrónico, se configura también como posiblemente superior al de los servicios de Negocio Electrónico. Existe pocos datos a este respecto del uso de servicios concretos de Negocio Electrónico, entendiendo como tales contratación de servicios esenciales como gas o electricidad o compra de productos concretos como alimentación o viajes. Buceando en Eurostat he encontrado datos al respecto del uso de la banca electrónica y los he comparado con los de la misma fuente de uso de Gobierno Electrónico. Oh, sorpresa. El Gobierno Electrónico en España se usa más que la Banca Electrónica. Es decir, cuantitativamente el Gobierno Electrónico es también superior al Negocio Electrónico.


En el mundo electrónico, por tanto, estamos como en el mundo físico. Se realizan comparaciones imposibles por su naturaleza entre lo público y lo privado apoyadas en prejuicios más que en datos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada