lunes, 26 de marzo de 2012

El Triángulo del éxito de las #redessociales

En un post anterior, traté de hacer un esbozo de cómo abordar la presencia en las Redes Sociales como proyecto.  Abordar la presencia en las Redes Sociales de un modo estructurado es una condición, pero no suficiente, para alcanzar el éxito en el establecimiento de un nuevo canal de relación con los ciudadanos. Una óptica más simplificada es tratar de dar una definición e identificar sus componentes básicos.

La presencia en las Redes Sociales de una organización es el uso de los medios sociales para dar lugar a un comportamiento de un colectivo que aporte valor a la organización. Lo de menos, por tanto, es la tecnología social: Es necesario encontrar una comunidad cuyo propósito coincida o sea complementario con los objetivos de nuestra organización. La tecnología social a usar será una consecuencia de comunidad y propósito.

Una representación visual de esta definición nos permite identificar los componentes básicos de nuestra definición, para poder optimizar los mismos y alcanzar el éxito. Estos componentes que giran alrededor de comunidad y propósito
  • Tecnología social: De sobra conocidas, y que podemos clasificar como (en una clasificación discutible como todas):
- plataformas de generación de contenidos: blogs, Youtube, flickr, ... Y otras similares donde los contenidos son resultado de un trabajo individual que se agrega o no al de otros
- redes sociales: Entendiendo como tal herramientas para la conectividad entre personas Facebook o linkedin, y extendiéndolo mucho hasta ese rara avis que es twitter (que bien podría ser una categoría en si misma)
- instrumentos de colaboración colectiva: donde los contenidos son resultado d varios individuos sin capacidad de desagregación de las aportaciones de cada cual
- herramientas de creación de reputación y evaluación: donde podríamos incluir desde foros de debate, ya sea de mera votación o cualitativo
  • Comportamiento colectivo a fomentar:  la tecnología es el medio para un fin, conseguir que una comunidad realice un comportamiento. Estos comportamientos no son distintos que los que se dan en el mundo real: 
- Aprovechamiento de la inteligencia colectiva
- Cultivar un interés o actitud 
-  Localizar conocimiento 
- Coordinación de acciones 
- Hacer emerger una estructura de intereses
  • Valor para la organización: Pero el impulso de un comportamiento apoyándose en la tecnología sólo es sostenible si crea valor para nuestra organización. Aunque el concepto de valor es altamente dependiente de esta, podemos realizar u a categorización genérica:
- Eficacia o eficiencia operativa interna 
- Utilización de un producto o servicio 
- Estrechar la relación con cliente de producto o servicio

Revisada esta deconstrucción de la presencia en Redes Sociales y analizada, puede apreciarse porque las iniciativas de las Admnstraciones Publicas tienen andado parte del camino del éxito. Si se sirve el interés general es relativamente sencillo encontrar comunidades que nos ayuden a alcanzarlo, y que consecuentemente ayudarlas en sus objetivos nos sirva ara crear valor para nuestras organizaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada